• Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Inicio Propuestas de trabajo 1º Bachillerato El Lector

Primero H y “El Lector”

E-mail Imprimir PDF

LoMejor1H

argaiv1500

 

Yoseba Mario Silvia Virginia Rodrigo
Daniel Miriam Fdez. Estefanía María Miriam García
Cristina Sonia Aitor Andrea Tamara

Sheila
Isabel

 

Yoseba

El final me hizo sentir decepcionado, sentí rabia y tristeza y quería gritarle a Hanna que despertara, que hablara, que me contara por qué se castigó a sí misma.

Hanna es misteriosa, es atractiva, solitaria y enigmática. Es reservada, nunca habla de sí misma. Me atrapa por su gran secreto, por la humillación de su pasado que ella soporta.

Es orgullosa y por eso esconde su secreto como un pecado inconfesable.

Hanna representa a la sociedad de su época, a los que aceptaron la situación como algo dado y trataron de continuar con su vida como si lo que estaba ocurriendo, no tuviera que ver con ellos.

Hanna no busca la redención, tan solo se esconde en “¿qué hubiese hecho usted en mi situación?”. Al final, con su suicidio, da muestras de un arrepentimiento que en realidad no es tal, es su miedo interior a no ser aceptada por Michael, es el miedo a la sociedad.

Para Michael Hanna es el despertar sexual, para Hanna esta relación es la posibilidad de evadirse de su soledad, de poseer el control sobre alguien.

Mario

La novela relata el sentimiento de culpa del pueblo alemán tras la guerra, flota en el ambiente “la obediencia debida”. También se puede deducir de la trama si el pueblo alemán estaba al tanto de lo que ocurría en los campos de exterminio y miraba para otra parte o era consciente de esos crímenes y, después de la guerra, en un ejercicio de cinismo, se dedicó a mirar hacia otra parte, contrajo una amnesia colectiva y juzgó solo a algunas personas para limpiar su conciencia.

Todo esto rodeado de una historia de amor en la que se cruza este doble sentimiento, por una parte Michael está enamorado de Hanna pero el sentimiento de culpa, la doble moral, el echar la culpa a los otros para liberar su conciencia pesa en su interior, por lo cual, durante el juicio, no sabe si el amor se sitúa por encima de la moral.

En Hanna puede más la dignidad que el amor, más que la libertad, y en este sentido puede decirse que era una persona egoísta, nunca pensó en el daño que le hacía a Michael.

El suicidio es una consecuencia lógica de los problemas de conciencia que Hanna tiene y que la visita de Michael aumentó, él no intentó consolarla solo le ofreció su ayuda material.

La fría conversación en la cárcel deja entrever que toda la culpa del fracaso de su historia de amor es de Hanna, las circunstancias que la rodearon no cuentan.

Hanna más que rechazo produce lástima, su orgullo, casi obsesivo, acabó con el amor de Michael, produjo en él unas secuelas que le impidieron poder vivir otro, la llevó a pasar gran parte de su vida en la cárcel y a morir en ella. Me atrapó como solo lo pueden hacer los perdedores y, no cabe duda, que ella y Michael en el terreno personal lo son.

Es la propia Hanna quien se considera un monstruo por eso quería ser juzgada y condenada y por eso pensaba que con su muerte se redimiría.

Silvia

El libro consigue que me ponga en la piel de los personajes para intentar buscar una respuesta a cada actuación y el final de la novela es extraño… por eso creo que Hanna se suicida porque no cree merecer la libertad, quiere pagar así por todo el daño que hizo. Su vida es trágica  por que no llega a ser una vida de verdad, es solo “un acontecimiento” y cuando puede serlo ella decide que no se lo merece.

Michael quiere castigar a Hanna pero más que por las atrocidades cometidas en los campos de exterminio , por haberse ido  sin darle una explicación; solo puede perdonarla cuando muere y lo hace por que entonces ya no puede molestarle, ya no puede volver a desaparecer, es un acto egoísta.

Virginia

En el final de la novela Michael hace una reflexión contestando así a la cantidad de preguntas que se ha ido haciendo a lo largo de su vida. Quizá por eso me gusta, por que de algún modo termina con el círculo de incertidumbres que le rodea y acaba por reconocer que por mucho que uno quiera dejar el pasado atrás, este siempre queda ligado al presente.

Hanna produce rechazo, aparenta ser una persona fría y desaprensiva, pero en realidad no es así, le cuesta exteriorizar sus sentimientos, pero le afectan realmente las cosas.

Si castigáramos lo que no entendemos seríamos además de ignorantes, malvados.

Rodrigo

Hanna es trabajadora, lista aunque analfabeta, un poco manipuladora, luchadora y capaz de afrontar lo que le venga encima; testaruda y muy pasional en su amor por Michael. Hanna es cercana y a veces dura, tiene un punto débil y quiere ocultarlo a toda costa. Es un  ser atormentado que no soporta vivir con el peso de su culpa.

Daniel

El final es digno de la novela que es “El lector” porque de esta manera la historia ha quedado terminada de manera contundente, y no existen apenas cabos sueltos que resolver. Creo que no habría tenido mucho sentido reiniciar una historia de amor entre Hanna y Michael o escribir como Hanna puede reintegrarse en la sociedad tras su paso por prisión. Es n final que puede considerarse abierto: el suicidio de Hanna se produce por motivos no explicados en la novela. Gracias a ello Schlink deja que le lector interprete de manera libre por que Hanna toma esa decisión.

Hanna es sencilla, con un carácter muy especial. Aprecia los detalles y busca todo aquello que la haga desprenderse de su soledad, por eso inicia una relación con Michael. A pesar de su apariencia férrea y serena, es una persona insegura. Busca ser eficiente en todo lo que hace, y no se plantea demasiados dilemas a la hora de tomar una decisión, no cuestiona cual puede ser la repercusión de sus actos, para ella lo importante es ser eficiente y perfeccionista.

Hanna no me produce rechazo. Puede que en ocasiones no esté de acuerdo con su forma de actuar, pero me gusta el personaje porque, aunque a primera vista es algo simple, creo que es el más interesante de la novela. Su manera de actuar está condicionada en todo momento por la vergüenza y la ignorancia pero nunca por el arrepentimiento o la culpa.

Hanna no consigue controlar el mal, no puede ejercerlo por que no lo conoce, no ve la maldad en sus acciones aunque el mal esté en su naturaleza.

Hanna es una mujer completamente imperfecta, con una preocupación única mantener en secreto su analfabetismo, ocultar aquello que le hace sentirse inferior Hanna está reaccionando como lo haríamos nosotros con cualquiera de nuestros defectos. Solo que Hanna termina siendo víctima de su propia mentira.

Michael elige y elige el amor. Si hubiese elegido la justicia, habría contado la verdad para rebajarle a Hanna su condena. Sin embargo, si hubiera desvelado su secreto Hanna sería libre, pero infeliz. Al escoger el amor Michael no hace justicia pero evita hacerle daño a Hanna.

Miriam Fdez.

Mediante la historia de amor de los protagonistas y la reacción de estos ante el pasado de Hanna, el autor expresa su propio sentimiento de vergüenza ante generaciones de culpables.

Me gustó mucho el final pero, en el fondo, tenía la esperanza de que Hanna, tras haber aprendido a leer y haber pagado con la cárcel por la vida de todas aquellas personas, empezara una vida desde cero. Me sorprende como una persona que antepone su dignidad a su libertad y que lucha en todo momento por sí misma, termine con su vida en el momento en que ha conseguido lo que tanto ansiaba.

Hanna es una mujer seductora, graciosa, irónica, extremadamente limpia, segura de sí misma, en ocasiones demasiado fría, brusca y arrogante, aunque otras veces es frágil, de ideas claras y con un pasado que la atormenta y un sentimiento de culpa que la persigue eternamente, en lucha con sus fantasmas, lucha que primero ganará aprendiendo a leer pero que al final pierde llevándola al suicidio.

Hanna atrapa al lector, despierta en él lástima al verla mantener a toda costa su dignidad, también despierta aprecio y admiración por que cuando se da cuenta de lo que h hecho decide terminar con su vida.

Hanna quiere redención, quiere ser perdonada por todas las personas a las que ha lastimado, pero no busca el perdón de la justicia.

Estefanía

Hanna es una mujer madura de apariencia fría, con un gran carácter y, en ocasiones, con cambios bruscos de humor. Tiene mucha más experiencia de la vida que Michael por sus años y por la que dan los momentos duros y difíciles por los que seguramente tuvo que pasar.

Hanna acaba atrapándote como lector, en la primera parte del libro sorprende su comportamiento, durante el juicio crea incertidumbre  y cuando Michael descubre su analfabetismo produce un sentimiento de lástima.

María

Es un personaje extraño, fría, sin sentimientos, sin embargo es adulta y responsable, muy reservada no habla de su vida ni de su relación con Michael, una relación en la que en principio no parece haber amor por su parte  y si  embargo después parece una adolescente disfrutando de cosas que nunca pudo hacer.

Cuando intentas entenderla te atrapa y puedes ver que es frágil.

Michael no consigue escoger entre amor y deseo de justicia, desearía poder odiar y castigar a Hanna pero no loase; tampoco puede amarla plenamente por que sabe lo que hizo.

Miriam García

Creo que el final de la novela produce una fuerte impresión al lector. El suicidio de Hanna supone desmentir toda la aparente frialdad con la que se enfrentaba a los juicios, su manera de hablar sin pararse a pensar en la condena que se la impondría, la resignación de haber elegido un trabajo como escondite de su analfabetismo… Finalmente y, como era de esperar, Hanna no soporta el peso de sus actos, no puede comenzar una nueva vida dejando atrás las atrocidades del pasado, la culpa es más fuerte que ella, y esto la cuesta su propia vida. El suicidio muestra una conciencia en Hanna, un paso hacia el reconocimiento de sus errores, hacia, tal vez, el arrepentimiento.

Hanna atrapa al lector por su analfabetismo que sabe utilizar a su favor como una especie de atenuante. Su historia produce cierta lástima…pero también desconcierta su inconsciencia, su incapacidad para rechazar su horrible trabajo y reconocer sus carencias.

Su muerte significa el reconocimiento de su culpa y, por tanto, hace visible su incapacidad para enfrentarse a ella. También la convierte en un personaje más creíble, más humano.

A Hanna le puede la resignación. Sabe que va a ser castigada, prefiere no humillarse más y acepta el castigo manteniendo la dignidad. Hanna es víctima de sí misma, su elección no fue ocupar ese puesto en Auschwitz sino esconder su desgracia.

Ni el amor ni el mal son irremediables, el ser humano tiene capacidad par luchar aunque sí son sentimientos difíciles de vencer.

Entender el crimen es conocer lo que ocurrió y el porqué pero no es asumir o perdonar las razones que llevaron a realizarlo, sino descubrirlas.

Michael amó a Hanna sin saber nada de sus crímenes, por lo que amaba a la persona que conocía. Pasado el tiempo no era amor lo que quedaba sino el recuerdo del tiempo pasado. Nunca eligió.

Cristina

Creo que Schlink refleja a la perfección el sentimiento de culpa de Alemania. De hecho, Michael, está condicionado y marcado por ese sentimiento durante toda la novela. La confusión y la indecisión que siente por el amor hacia Hanna y al mismo tiempo la vergüenza y la culpa que le atormentan por amarla. Se debate entre lo que él considera correcto, es decir, dejar de quererla, y aprender a condenarla o intentar comprenderla.

La razón por la cual es tan duro para Michael el no saber que hacer, es, sin duda, creer que comprenderla le convierte en cómplice del horror.

El final de la novela no es feliz pero es adecuado.

Michael no pudo esconder todos esos sentimientos de culpa por amarla cuando fue a verla a la cárcel y Hanna lo notó, lo sintió. Creo que Hanna no podía aceptar su libertad sabiendo que Michael no la había perdonado. Que se dio cuenta de que, a pesar de haber pasado tantos años privada de libertad, nada sería suficiente para que él olvidase su crimen y no se sintiera indignado por quererla, por no haberla olvidado nunca. En mi opinión Hanna se suicidó para liberar a Michael de ese sentimiento.

Hanna es difícil de describir, no tiene un carácter definido ni propio, sino marcado por su historia y por el secreto que guardó durante toda su vida. Al principio me resultaba fría, ruda, indiferente ante la vida. Distante debido a su condición de analfabeta, inocente e ignorante como demuestra en el juicio.

En Hanna no es solo la vergüenza lo que se sobrepone a la verdad es la creencia de que si paga por sus crímenes y por otros de los que no es culpable, puede ser perdonada  por todos a los que envió a la muerte.

Michael se convierte en un personaje trágico cuando Hanna desaparece de su vida. Al principio lo trágico en él era que no conseguía olvidarla ni dejar de sentirse culpable por haberla traicionado, por echarla de menos…Sin duda empeoró durante y después del juicio, es entonces cuando aparece el sentimiento que le acompañará el resto de su vida: la culpa por amarla, el querer comprenderla y sentir que eso sería dejar de condenarla, tratar de culparla y condenarla y no conseguirlo…

Ambos son personajes trágicos, Hanna marcada por su pasado y su analfabetismo y Michael condicionado por Hanna, por todo lo que para él supuso amarla.

Sonia

Hanna es una mujer adulta y sensual y, lo más importante, es analfabeta. Es un personaje frío pero no gélido, tiene sentimientos y se la puede llegar a entender.

Es misteriosa y orgullosa tanto que se autodestruye por orgullo antes de que salga a la luz su secreto inconfesable,  pero acaba atrapando al lector, da lástima aunque sea culpable.

Hanna se suicida por que es la única manera de apagar sus remordimientos o por que ya no se creía capaz de una vida fuera de la cárcel o por que no merecía la libertad.

Michael intenta comprender a Hanna pero le da miedo hacerlo porque no quiere perdonarla, no puede castigarla por que siente algo por ella, quiere ayudarla pero al final no desvela su secreto, le manda grabaciones a la cárcel para que sus días sean más llevaderos como diciéndola que la quiere pero no directamente, le asusta amar a una criminal.

Aitor

Hanna ess una mujer con un carácter complejo, parece insegura en su relación, posiblemente por que se trata de un chico más joven que ella. Es analfabeta lo que me hace pensar que durante su infancia tuvo que trabajar muy duro, proviniendo de una familia pobre y quizá por eso parece tan dura.

Quizá por mi desconocimiento de lo que significó el Holocausto para los judíos y para Alemania o por esa creencia que tenemos todos de que “eso nunca nos va a pasar  a nosotros” o de que son cosas del pasado irrepetibles, quizá por todo eso puedo entender a Hanna.

Hanna no es un monstruo es un ser humano que ha sido partícipe de atrocidades dignas de monstruos. En su día creyó que el trabajo de guardiana no era peor que revelar su verdad al mundo.

Michael mezcla sentimientos, el haber tenido una relación con Hanna hace que comprenderla  y condenarla sea complicado. Pero queda claro que Michael no puede querer a Hanna por que no puede perdonarla, por eso no desea que vuelva a su vida.

Andrea

Al principio se muestra como una mujer dura aunque preocupada por los demás, ayuda  Michael cuando se pone enfermo, una mujer adulta, dedicada al trabajo y obsesionada con la limpieza. No le gusta mostrar sus emociones ni expresar sus sentimientos. Trata de manera áspera a Michael a quien utiliza como amante y como lector.

En un momento de la novela Hanna se convierte en víctima pero en víctima de sus miedos, el miedo a la verdad, a que todos descubran  que es una simple analfabeta.

La relación de ambos es culpable por la diferencia de edad, pero la más culpable es Hanna por que es la adulta en esa relación.

Tamara

Hanna es fría, reservada con un carácter autoritario, orgullosa y triste. Le gusta tener las cosas ordenadas y que nada escape a su control. Es responsable y cumplidora en su trabajo, dura y tierna a la vez.

Por querer demostrar que es una mujer segura de sí misma, fuerte y con mucha valentía, es por lo que no puede reconocer su analfabetismo  lo que la convertiría en un ser inferior que no es la imagen que ella quiere dar.

Nunca se sintió culpable por lo que había hecho y por eso, al final, la única manera de perdonarse a sí misma, fue el suicidio.

Tampoco Michael pudo llegar a comprenderla y a perdonarla, a pesar de que él pudo librarla de una parte del castigo no hizo nada, ¿para castigarla? ¿para respetar su decisión?

Sheila

Esta novela es la historia de muchas historias, de muchos sentimientos que marcaron la vida de una generación de alemanes que tienen que soportar ser perseguidos por un pasado que no han vivido pero cuyas consecuencias si recaen sobre ellos. Es el sentimiento de culpa que tienen que llevar sobre sus espaldas, el drama de un presente con las cicatrices del pasado.

La novela nos lleva de golpe al tema del nazismo desde una historia de amor imposible., nos conecta con el drama dolorosísimo que supuso esa época en la historia del pueblo alemán.

E final de la novela da a entender que Hanna no era merecedora de la libertad pero no me gusta que quiera redimir su culpa con dinero ¿si doy todo lo que tengo a la víctima soy menos culpable? Además si ya sabía escribir ella misma podría haber solicitado el perdón en una carta pública o dirigida a la única superviviente, no necesitaba intermediarios si había comprendido todo el horror del que fue responsable.

Al comienzo de la novela Hanna es una mujer que embelesa a un joven y que aprovecha esta situación  para “echar una cana al aire” sin importarle mucho esta relación. Utiliza al joven para huir de su soledad, para salir de su penosa vida, del trabajo a casa y ya está. No la espera nadie ni tiene a nadie a quien esperar y encuentra en Michael una salida a su monotonía.

Hanna produce rechazo y atrapa por que intentas por todos los medios comprenderla, intentas, siguiendo la historia, que ella diga o haga algo que te permita entender mejor sus actos.

Hanna debió pensar que era “la oveja negra” dentro del rebaño de la sociedad culta y la sociedad es muy cruel con los diferentes por eso intentó aparentar para sobrevivir.

Hanna representa todo lo que los jóvenes de la postguerra quisieron olvidar: los horrores del nazismo, la lucha entre el amor y el desamor, entre condenar y perdonar, la lucha por justificar lo injustificable; el intento de buscar una razón para no odiar a todos aquellos que pudiendo haber hecho algo, no lo hicieron.

La relación entre Hanna y Michael es simplemente una relación entre un hombre y una mujer pero en ella ya hay cierto grado de culpabilidad, son culpables por no querer afrontar la diferencia de edad ante los demás, son culpables por no pertenecer al mismo status social. Se siente culpable Michael por haber amado a una persona capaz de cometer esos crímenes.

Es una relación de sumisión porque ambos aceptan lo que va a ocurriendo sin hacer nada para evitarlo. Ambos son víctima y verdugo e intercambian los papeles a lo largo de la novela.

Isabel

Hanna es una persona compleja, con un carácter fuerte. Se siente orgullosa de ser como es y quien es pero, como todos, cometió un error grave en su vida que no puede superar. Su carácter se forjó tras un dura vida, ver muchos horrores la hizo endurecerse  más y aún así es un ser frágil como se demuestra en el viaje que hace con Michael y con cierto grado de inocencia como se demuestra en los juicios.

Es un personaje creíble de carácter fuerte y curtido pero que no sabe exactamente si quiere hacer lo que está haciendo. Es un ser humano que bajo un régimen político erróneo se vio presionada a seguir una corriente inmoral. Al final estaba atormentada, claro, y buscaba la redención. Pasa de temer al Estado a temer a su conciencia.

Cuando los lectores empatizamos con ella intentamos comprender que la impulsó a alistarse en las SS y después, cometer esas atrocidades pero eso no quiere decir que pensemos igual o que en su lugar hubiésemos actuado de la misma forma; pero el primer paso para perdonar a alguien es entenderlo.

Michael intenta comprenderla pero eso le da miedo porque no quiere perdonar sus actos aunque sí la perdona como ser humano. No puede decirle que la quiere antes de morir por que no podía mirarla sin ver a la dura mujer que condujo a muchas a la muerte. Teme acercarse a ella por si es capaz de olvidar lo que ella hizo.

¿Se puede amar al “malo”, es posible escoger entre amor y deseo de justicia? Esa es la pregunta que durante el encarcelamiento de Hanna, se hizo Michael, el sabia que la quería pero no podía convivir con sus actos, con sus “pecados” anteriores. En mi opinión no es posible escoger. Se puede convivir con ello pero es difícil no odiar en cierto modo esa parte de la persona que amas.

Actualizado ( Sábado, 19 de Febrero de 2011 20:00 )  
Códigos QR / Qr Codes

Acceso


groupsicoHistoria Contemporánea de 1C de Bachillerato en Hacemos Historia
Consultar este grupo

groupsicoHistoria Contemporánea de 1D de Bachillerato en Hacemos Historia
Consultar este grupo

Design by i-cons.ch / etosha-namibia.ch